BoysLove

Descubriéndonos (Capítulo 6)

No vería a Monserrat, tenía excursión y la verdad es que me daría mucha pena encontrarme con ella.

En el entrenamiento tampoco estuve mejor…

– ¿Qué pasa Diego, te duele la espalda? – dijo el entrenador.     

– Sí, un poco- mentí.    

– Descansa.     

Me puse a pensar que esto no podía seguir así y una noticia me levanto el ánimo.

– Vengan- llamó el entrenador. Nombró a todos los titulares, entre ellos estaba yo…- y el capitán será Diego, así que mejórate.          

– ¿Por qué?, él entro este año- dijo un chico.             

– Pues… él tiene el mejor ánimo y disposición además de buenas notas que fue lo que el director exigió.                 

– ¡¡¡Sí!!!, Gracias juro que no bajaré mis notas- dije y salí muy alegre. Justo en ese instante me encontré con Monse, al verla no me paso nada al contrario corrí a abrazarla.    

– Adivina, adivina- dije        

– ¿Qué?             

– Soy capitán…      

– ¡Felicidades!, te lo mereces- respondió y me dio un beso en la mejilla.      

– Dame un beso en la boca, deseo besarte- le dije instantáneamente- Es en serio- agregué tomando valor. Ella sonrió se acerco y me beso tiernamente- Gracias- le dije muy alegre.      

– De nada, son dulces tus labios- dijo     

– Y tú sabes dar buenos besos- conteste- ya me tengo que ir…     

– Nos vemos- me contestó        

Al llegar al cuarto me encontré con el director que estaba conversando con Andy.

– Lo siento- dije.      

– No te preocupes, Diego, ya me voy- dijo el director. Andy parecía molesto así que decidí que no debía preguntar lo que ocurría, por su parte él tomó su libro.       

– ¿Qué lees?      

– Que te importa- contesto y siguió con su silenciosa lectura.        

– Sabes… bese a la Monse…    

– ¿¿¿¡¡¡QUÉ!!!??? – gritó      

– Si, pero como amigos         

– Ah, o sea en la mejilla- dijo ya más calmado     

– No, en la boca.      

– ¿Cómo?    

– Así- dije e hice que se parara y que me abrazara justo por esas cosas de la vida me resbalé e hice que nos besáramos. Andy enrojeció completamente y se quedó inmóvil, yo por mi parte me corrí.     

– Lo siento, no fue mi intención, yo solo quería representarlo hasta cierto punto- le dije     

– Lo sé y no importa- dijo tocándose los labios.     

– Mejor durmamos, ¿sí?      

– Si, mejor- me contesto.      

Fin Cap.6

Agregar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s