Eventos mágicos en mi vida, Capítulo 2

Sigo mirándome en el espejo, es que no me lo creo… De fondo suena mi celular, contesto y escucho las voces de mis padres deseando un feliz cumpleaños, no puedo contestar…

  • Hijo, pasa algo…
  • Me siento resfriado…

De fondo escucho que me llamaran después y que tenga un muy buen día. Qué clase de día tendré si soy mujer, como explico el cambio. Mientras me siento a pensar en todo esto, suena nuevamente mi celular, esta vez es un correo…

“Cumplimos tu deseo, hasta que sepas que hacer con tu vida, podrás ser hombre y mujer, cada mes te transformarás y vivirás las experiencias desde el punto de vista de ambos sexo, ¿Cuándo acaba todo? Cuando decidas como quieres quedarte. Disfruta el regalo y sé feliz”

Termino de leer y pienso en que clase de mundo estoy. Quizás es un sueño o mejor dicho una pesadilla. Intento vestirme, pero todo me queda enorme. Tomo una blusa y la arreglo como puedo, mando un mensaje al trabajo que estoy enfermo y que mi prima irá a reemplazarme.

Vuelvo a mirarme en el espejo, no cambio mucho, mi pelo está algo más largo y mi altura sigue siendo la misma, pero claramente soy mujer. Voy a la tienda de ropa más cercana y compro un conjunto para ir al trabajo. Me presento como Gabriela, pero sorpresa, todo el mundo me saluda como si nada hubiera cambiado, me preguntan si mejoré, y se alegran de ver que estoy bien. ¿Será esto parte de la magia o del sueño en el que estoy metido?

Termina mi jornada y parto a mi entrenamiento de esgrima. Alexandra me recibe y me saluda con total naturalidad. Max se acerca y me observa, se ve extraño. Algo incómodo.

Entrenamos sin novedad, la verdad es que sentía que mi resistencia era peor que antes. Quizás el tener un nuevo cuerpo, me estaba afectando.

  • Gabriela…- comienza a decir Max- ¿Saldrías conmigo?
  • ¿Es una broma? – contesté automáticamente.

Max me mira sorprendido, no sabe si estoy hablando en serio o no.

  • Si no quieres sólo dímelo, no hay necesidad de esa respuesta.
  • ¿Quieres salir conmigo en plan amigos?
  • En el plan que quieras…
  • Ok vamos…

Me arreglo y nos movemos a un bar, e ambiente es genial, pero tengo muchos pensamientos en mi mente. Pedimos cervezas y conversamos de la vida. Max es un chico muy agradable, pero luce nervioso.

  • ¿Pasa algo Max? – pregunto con curiosidad.
  • Sabes… siempre te he mirado, desde que entraste hace 6 años a nuestra academia…
  • No vayas a salir con que siempre has estado enamorado de mi…

El silencio inunda el bar… No puedo mirarlo… Que clase de pesadilla es esta…

Fin Cap.2