Historias de fantasía y vida cotidiana

Eventos mágicos en mi vida, Capítulo 3

Camino en silencio hacía mi casa, me siento mareada por el alcohol y las palabras de Max, en qué está pensando. Me retiré del bar bastante molesto. Llego a mi casa y me miro al espejo. Quiero que todo esto pase, quería un cambio, pero esto es excesivo.

Voy al trabajo, entreno y así hago mi vida un poco más natural. Me he tenido que acostumbrar a ser cuidadoso con los cambios de ropa en el club. La costumbre me llevó varias veces a cambiarme entre los hombres, hasta que sentía sus miradas y la incomodidad. Trato de estar siempre sólo y evitar que mi vida siga siendo mujer.

  • Llegas temprano y te vas después de todos nosotros…- siento la voz de Alexandra que está detrás de mí.

Camino en silencio y sólo la miro. Estoy agotado y ya no sé cuando volveré a ser hombre.

  • Ven practiquemos un poco…- me toma de la mano y nos dirigimos a entrenar.

Ella es muy distinta a Max, intensa pero suave en su actuar, me agrada bastante, pero no puedo llegar a decir que me siento atraído por ella a pesar de lo hermosa que es.

  • Sabes, el director quiere que participes en un torneo con nosotros. ¿Te animas? – dice de repente y yo sólo la miro – Te lo digo yo porque Max no es capaz de mirarte luego de qué lo rechazaras.
  • No lo rechacé, sólo me tomó por sorpresa.
  • Entonces, ¿te gusta?
  • Sólo lo admiro, nada más.

Seguimos conversando un buen rato, hasta nos acompañamos camino a casa. Ella realmente es una excelente mujer.

Sigo entrenando con Max, su incomodidad me molesta. Ni siquiera es capaz de mirarme y preguntarme como solucionamos esto. Pasan las semanas y se cumple el mes. Soy hombre nuevamente, estoy sólo en el vestidor, sin polera y siento una intensa respiración en mi nuca.

  • Mierda, Max ¿qué te pasa?
  • Creo que es momento de conversar…

Escucho su voz, pero no proceso lo que me dice, justo empiezo a gustarle al más popular… Pero ahora soy Gabriel, mi cuerpo, voz y todo es de un hombre. Estoy extremadamente confundido. Que no sé ni que pensar o decir… Estoy tan perdido que ni siquiera sé si me gusta él y lo que hace o su persona. O sólo lo admiro, tengo mil pensamientos en la mente.

  • Creo que eso es todo lo que tengo que decir…- me mira con intensidad, ¿qué es todo lo que ha dicho?, no tengo idea, estaba perdido en mis problema mentales…- En serio quiero que entiendas que me gustas. Todo de ti…

PERO SOY HOMBRE… No puedo entender que sólo le gusto yo… sin importar mi genero… Vuelvo en sí cuando siento sus labios en los míos, y ahora qué…

Fin Cap.3

Agregar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s