BoysLove

Amor Prohibido: El tiempo juntos II (Cap.4)

Me siento a su lado en el auto. El aire que entra por la ventana, me mantiene despierto. Lo observo de reojo, su cabello se mueve suavemente, es como si lo estuviese viendo en cámara lenta.

El trayecto es largo y sólo está la música ambientando nuestro viaje. Sólo quiero llegar y romper el ambiente tenso que hay entre nosotros.

  • Vamos, está haciendo frío, en mi casa podrás ducharte y ponerte cómodo.
  • Si, si…

El departamento es bastante amigable, al abrir la puerta nos recibe un hermoso gato… Quien parece sólo tener ojos para el Profe porque ni me mira. Es como si no existiera.

  • Cotton, vamos a la cocina, te daré de comer…- el gato lo sigue en silencio. Por mi parte entro y cierro la puerta tras mío.

Me siento en la orilla del sofá, esperando instrucciones igual que en las clases. Miro a mi alrededor, no pareciera que la decoración la hubiera elegido él. Quizás fue su ex…

  • El departamento era de mis padres- dice adivinando mi pensamiento de nuevo. – Vivo acá desde que me separé. Me traje a Cotton conmigo. Pero no quiero abrumarte con mis dramas. Hay un baño en el pasillo para que te duches, dejaré ropa para ti de cambio. Yo iré a mi pieza y me podré cómodo.
  • ¿Cómo? – digo rojo hasta las orejas.
  • Voy a ducharme también, me carga el olor que queda en la ropa cuando salgo.

Me levanto de prisa, no quiero que vea mi rostro. Ni mis sentimientos. Siento como abre la ducha y deja correr el agua. Mi instinto me lleva a la puerta, estará bien si sólo miro un poco.

  • ¿Inder? – siento que me da un infarto. Me va a pillar y no consigo moverme. El gato entra por la puerta antes que él llegue a ésta – Aah, Cotton, sólo eres tú…

No oigo el resto, me voy antes de que se dé cuenta que si estaba allí.

La ducha me calma un poco. Siento que esto va demasiado rápido, la salida, estar en su casa.

Es que mi mente no alcanza a procesar que esto realmente está pasando. Me quedo bajo el agua, ojalá pudiera ahogarme y despertar y saber que es un sueño. Mi mente nunca desbloqueo llegar a esta parte.

Salgo de la ducha me seco y me coloco una sudadera, evidentemente no es de mi talla, tampoco el pantalón de pijama que me queda algo corto, pero es cómodo.

Siento que ha colocado música y que está preparando algo. Salgo tímidamente y lo veo. Se está sirviendo una copa de vino.

  • ¿Quieres algo de beber?
  • Agua… o jugo, no más alcohol.
  • Jajaja, está bien. Toma siento y ponte cómodo.

Me siento y él se acerca sentándose en la mesa de centro. Me pasa el jugo y con la copa de vino, mirándome fijamente dice:

  • Te gusto o ¿me equivoco?
  • ¿Cómo? – pregunto, mientras quiero correr y lanzarme por el balcón

Se levanta y va al balcón. Enciende un cigarro y vuelve a mirarme.

  • ¿Tengo que repetirlo? – contesta y toma el resto de su copa.

Camina a la cocina y vuelve a llenarla. Nuevamente se sienta frente a mí diciendo:

  • Toda la noche has querido besarme. No soy tonto.

No sé dónde meterme, no sé qué contestar. Realmente no estoy preparado para esta parte. Si le digo que si ¿me rechazará? ¿me va a besar?

  • Me agradas, eres un buen chico, pero estás confundiendo todo. Te invite acá para que nadie más escuchara esto. Depende de tu respuesta el resto de mis palabras. Última vez que te pregunto; ¿Te gusto?
  • No, profe usted no me gusta – contesta y bajo la vista.
  • Entonces…
  • Estoy enamorado de usted. – vomito lo que tengo que decir interrumpiéndolo.

No quiero mirarlo, pero me fuerzo a verlo. Por primera vez, lo veo desconcertado, es como si no hubiese estado esa respuesta en su registro mental.

  • En ese caso… – comienza hablar, pero lo interrumpo.
  • Déjeme explicar esto…

Le digo lo que siento, total, nada puede salir peor. El me mira con atención y espero que se dé cuenta que realmente soy honesto con lo que digo. No le contaré que quiero tener algo con él, pero sí que es mi amor platónico. Termino de hablar y él se acerca más a mí, quedando frente a frente.

  • Probemos si nos gusta a ambos…

Sigue acercando su rostro al mío, siento mi corazón latiendo a mil, casi siento su respiración y sus labios rozan los míos.

Entonces me acerco y lo beso, mientras tomo su rostro. Se siente bien, tan endemoniadamente bien. Siento su lengua en mi boca y no puedo hacer más que jugar con ella. Quiero que sea eterno, quiero que se repita siempre.

Nos separamos para respirar y seguimos besándonos. Él se sienta en mis piernas y me abraza. Entonces aleja su boca de la mía. Es el mejor beso que nunca había dado, quiero más y estoy tan excitado que no puedo controlarme. Liam me saca de mis pensamientos diciendo:

  • Entiendes lo malo que es esto. – yo lo sigo mirando – Nunca me han gustado los hombres, pero esto está bastante bien para mí. Además, ten claro que, estoy en un momento de mi vida que si alguien se muestra interesado en mi lo aprovecharé para sentirme mejor.

No sé qué responder, lo observo sorprendido por sus palabras.

Espero que continúe hablando y me saque de la confusión que tengo.

  • Inder eres inteligente. Por eso me agradas. Ahora dime, que esperas después de esto.
  • No sé… Es que… sea más claro por favor…
  • Si estás enamorado de mí poco te puedo ofrecer, además de ese beso.

Se levanta y se va al balcón. Voy tras él tenemos que dejar esto claro.

  • Puede estar conmigo hasta que sienta que está mejor… Que no necesita ese apoyo… – lo abrazo y lo giro hacia mí. Él Me mira fijamente – Para mí estará bien.

Él acerca, nuevamente su rostro al mío y me besa.

  • Te vas a arrepentir de esto…

Antes que termine de hablar lo vuelvo a besar. Está vez, toco su delgado cuerpo. Tampoco había estado con un hombre antes, pero sí, se siente bien.

Liam me abraza fuertemente. Quiere más igual que yo…

  • Creo que es momento de ir a dormir – dice interrumpiendo nuestro beso.

Se aleja entrando al departamento y yendo a su habitación. Antes de cerrar me mira e indica donde dormiré. En este momento lo odio tanto, me deja todo excitado esperando por más.

Esto está tan mal, pero es lo que me ofrece y lo tomaré… Y que dure lo que tenga que durar.

Agregar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s