Historias de fantasía y vida cotidiana

¡No te puede gustar ÉL! Cap. III

Instalarse ha sido todo un caos, todos corren para muchos lados y yo debo preparar todo en los horarios que me han dado. Cumplo al pie de la letra las ordenes y no tengo más comunicación que la necesaria con Inari, con el staff de producción no tengo mucho contacto tampoco, pero he ido practicando mi chino con algunas personas que amablemente han entablado conversación conmigo. Eso sin converso mucho con Jian quien me da ánimos y me hace sentir menos sola. Creo que serán los 6 meses más largo de mi vida.

  • 谢谢… – dice Inari Wang mirándome directo a los ojos, su mirada es penetrante y siento que me escanea, esto me pasa todas las veces desde que trabajo con él. Sólo me retiro en silencio.

Desde lejos miro el rodaje, actúa endemoniadamente bien, en realidad todos lo hacen muy bien. Así pasan mis días, mientras no tenga que cumplir con mis horarios, estoy estudiando, mi rutina es bastante aburrida.

Al mes y medio de trabajo, Inari contrajo una gripe que lo mando a reposo, pero que no paró el rodaje, sino que sólo las escenas donde él actúa (que no son pocas). Ahí mi rol cambio, no sólo debía preocuparme de su alimentación, sino que también de sus remedios, fiebre y de su recuperación, acepté porque era más dinero, algo así como trabajo extra. Esto no hizo que variaran nuestros diálogos, pero si pasábamos mucho más tiempo juntos.

-        如果你愿意照顾我,我们可以谈谈 – miro a Inari y no sé qué pensar… conversar un poco más… ¿esto es parte de mi contrato?… no sé realmente que hacer. - 如果这让你担心,我不会告诉任何人 – continúa diciendo. Que no se lo dirá a ninguna persona… ¿puedo confiar en su palabra si es tan polémico como todos dicen…?
No contesto nada, no quiero arriesgar mi trabajo por su capricho, pero lo entiendo… Debe ser muy aburrido estar enfermo y no tener con quien hablar. Me acerco y me siento al borde de su cama, me mira, su rostro esta sonrojado por la fiebre. Con mi mejor uso del idioma chino le pregunto qué quiere saber.
-        ¿Qué quieres conversar? – su rostro se ilumina y sonríe. Me contesta que todo, de donde vengo, que hago en China, porque acepté el trabajo y un sinfín de preguntas que cuando termina de hacerlas, me rio. – Esta bien.
Tiene una licencia de 2 semanas, por lo que conversación no nos faltará. Se sienta y escucha mi historia atentamente. Hace un par de intervenciones para corregirme, pero lo agradezco. Cuando estoy por retirarme para hacer las compras que me faltan del día me toma la mano… me siento un poco nerviosa, es un chico guapo, con el que no debo tener este tipo de acercamiento. Con toda la calma del mundo le pregunto que necesita. Me suelta y no dice nada. Entonces continuo con lo que iba a hacer… teniendo el corazón a mil.

Agregar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s