Vida Universitaria

Vida universitaria (Capítulo Final)

Por fin era el último día en la “U” y Sofía no apareció, ella jamás faltaba decía que el primer y el ultimo día eran los mejores…

– ¿Tú la quieres aún? – le pregunto Javier a Marc     

– Es inevitable- contesto Marc- a pesar de todo.              

– Hablando del rey de roma- y diciendo esto se fue.      

Ella venia con un pañuelo en la cabeza estaba muy seria.

– Hola Marc, ¿podemos hablar?            

– Pensé que había quedado todo claro.      

– No, yo estaba mal y lo siento- diciendo esto se sacó el pañuelo y dejo a vista de todos, el camino que había decidido tomar.      

– Tu cabello, ¿por qué te lo rapaste y al cero para rematarla? – dijo Marc.     

– Veras la apuesta era la siguiente, si yo ganaba tenía el dinero, pero si no debía raparme- contesto Sofía.       

– Pero lo hiciste, quiero decir ganaste- objetó Marc.      

– Déjame terminar, es cierto lo hice, pero era sincera, decidí devolver el dinero y cumplir la otra parte, yo te quiero y si gané por así decirlo, serás capaz de perdonarme- al levantar la vista se dio cuenta de que Marc no estaba. A ella se le acerco su amiga y le dijo:    

– No sirvió de nada tu arrepentimiento, te hubieras quedado con el dinero.    

– Cállate, el me perdonara……      

*******    

Llego el último día del año y lo pasarían todos juntos. Javier que ahora estaba soltero se acercó a Agustina una vez más.

– Agus, ha sido genial conocerte ha sido el mejor año- dijo Javier.                

– Javier, tú todavía quieres……..         

– Sí, sí, ¿piensas darme una oportunidad?      

– Bueno, sí, gracias a la intervención de una persona que no quiero nombrar- dijo mirando a su hermano.   

– Gracias Marc- dijo Javier abrazando a la Agustina.   

– Hermano, ya tendrás lo tuyo- al terminar de decir esto apareció Sofía.      

– Hola Marc- dijo ella     

– Sofí…a, ¿qué quieres?          

– Mírame a la cara y dime que no me quieres ver y que me detestas- Él la miro y dijo:     

– A pesar de todo, yo te amo y estoy dispuesto a darte una oportunidad, yo no te puedo odiar- al ver el rostro de su hermana agregó- Si yo la perdono tú también.     

– Bueno, tu felicidad es la mía- dijo Agustina, que se notaba muy molesta.      

Marc abrazo a Sofía y se besaron.

A pesar de todo había sido un buen año.

FIN

Agregar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s